Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Cultura  >  Artículo

El lienzo se tiñe de negro

Por   /  28 Diciembre, 2013  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

La muerte de Fernando Ureña Rid deja un vacío en el arte nacional

Por Mercedes Guzmán

Santiago-. El pueblo dominicano ha perdido a uno de los pintores contemporáneos más trascendentes, la muerte de Fernando Ureña Rib, deja un vacío en la producción pictórica, más queda un legado que llena de luz las salas expositivas del arte plástico dominicano.
Ureña Rib, murió a los 62 años en Berlin el viernes pasado. Había nacido en La Romana un 21 de marzo de 1951. Su fallecimiento se debió a un colapso pulmonar. Según fuentes cercanas a la familia del también escritor y crítico de arte, esperaban la posibilidad de un trasplante pulmonar.

Personalidades cercanas al artista; críticos, pintores y funcionarios de cultura, expresaron su pesar a través de sus respectivas cuentas de redes sociales.

“Fue un ser humano increíble, nunca tuvo conflictos con ningún artista. Era poeta, guionista, pintor, investigador. Fue un ejemplo para los jóvenes artistas. Nunca descansó. Aún viviendo afuera mantuvo una relación permanente con el país, y con los artistas y las actividades artísticas. Su pérdida deja un gran vacío en el arte nacional. Fue presidente del CODAP. Yo lo quería muchísimo, en una reunión que tuvimos, me hizo un retrato sin yo darme cuenta. Luego me pasó el papel y aquí lo tengo enmarcado”, Elsa Núñez, reconocida artista plástica.
Fernando Ureña Rib inició sus estudios de pintura en la Escuela de Bellas Artes de San Francisco de Macorís en 1963, donde obtuvo una beca estatal para estudiar en la Escuela Nacional de Bellas Artes en 1968., donde concluyó estudios bajo la égida del maestro Jaime Colson. Políglota, Ureña Rib estudió en España y realizó viajes de estudio por Europa y el Norte de África.
Desde 1975 expuso en museos y galerías de Europa, sobresaliendo las exposiciones en Deutsche Bank (Bonn, Alemania) en 1982, y en el Instituto Italo latinoamericano de Roma (1988). Fue profesor de dibujo de la Escuela de Bellas Artes y director de la Escuela de Artes de Apec.
Desde 1985 reside entre Montreal y desde 1995 entre Montreal y Miami.
Realizó numerosas muestras individuales en el país, así como en Miami, Panamá, Montreal, Alemania, Quito, Ottawa, Oslo, Bogotá, Italia, entre otras ciudades y países.
Maestro del dibujo, su estilo lo basó en el dominio de la línea y las transparencias, en el sentido del ritmo y el dominio del color, con énfasis en las tonalidades pasteles.

    Imprimir       Email
  • Publicado: 5 años 28 Diciembre, 2013
  • Por:
  • Ultima Modificación: Diciembre 28, 2013 @ 4:25 pm
  • Categorias: Cultura

Puede que te guste también...

Acroarte anuncia segunda jornada evaluativa de Premios Soberano 2019

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: