Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Salud  >  Artículo

El autismo: Un síndrome que necesita atención

Por   /  13 Enero, 2014  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

Por Mercedes Guzmán

Santiago.-Viven en su propio mundo, totalmente indiferente al que lo rodea, son los niños y niñas autistas, un síndrome que afecta a cuatro de cada mil niños nacidos.

La defectóloga logopeda, licenciada María Hernández, del Hospital José María Cabral y Báez define el autismo como un trastorno generalizado en el desarrollo de un individuo que aparentemente se desarrollaba normalmente y luego de su primer año de vida aproximadamente comienza a desviarse y retroceder en su desarrollo.

“Podemos identificar este trastorno cuando nuestro niño comienza a perder interés por las cosas que ya sabía hacer, no le importa jugar y compartir con otros niños , no habla o pierde su capacidad de comunicación verbal es decir las palabras que decía desaparecen, constantemente se quiere subir en lugares altos sin temor al peligro, se muestra inquieto e irritable y presenta aleteos contantes con sus manitas, le fascina saltar sobre las camas y evade mirar los ojos de otras personas, más bien su mirada se pierde en el espacio, en fin se ensimisma en su propio mundo. 

Este trastorno es muy novedoso dentro del área clínica, psicológica y pedagógica en la República Dominicana, y ante tal novedad la gran mayoría de las familias responden con desconocimiento ¿Qué es?, ¿De dónde viene?, ¿Cuál puedo ser la causa?, llegando a desesperarse en los primeros tiempos buscando como enfrentarse y ayudar terapéuticamente a su hijo, luego comienza un proceso terapéutico entre profesionales y la gran mayoría de padres ellos mismos comienzan a manejar sus hijos y hacen de su experiencia un proceso terapéutico de gran utilidad y valor, la mayor dificultad está al momento de enfrentar el niño con su vida escolar, este grupo de niños no siempre puede ir a la escuela de enseñanza general y muchas veces se les hace imprescindible la educación especial pero los centros que tenemos en el país no dan no satisfacen el nivel actual de demanda.
El autismo es un trastorno físico ligado a una biología y química anormales en el cerebro, cuyas causas exactas se desconocen, pero ésta constituye un área de investigación muy activa. Estudiosos del tema plantean la posibilidad de una combinación de factores que llevan al autismo.
Los factores genéticos parecen ser importantes. Por ejemplo, se han concentrado en el estudio y análisis de los gemelos, concluyendo que es mucho más probable que los gemelos idénticos tengan ambos autismo en comparación con los gemelos fraternos (mellizos) o con los hermanos. De manera similar, las anomalías del lenguaje son más comunes en familiares de niños autistas e igualmente las anomalías cromosómicas y otros problemas del sistema nervioso también son más comunes en las familias con autismo.
Se han sospechado muchas otras causas posibles, pero no se han comprobado. Éstas implican: Dieta, cambios en el tubo digestivo, intoxicación con mercurio, incapacidad del cuerpo para utilizar apropiadamente las vitaminas y los minerales y sensibilidad a las vacunas.

Los pacientes son manejados por psicólogos, psicopedagogos, logopedas, fonoaudiólogos.

Qué hacer?

Aunque no se puede hablar de una cura todavía, la intervención temprana, apropiada e intensiva, mejora en gran medida el resultado final de la mayoría de los niños pequeños con autismo. Una gran parte de los programas se basan en los intereses del niño, en un despliegue de actividades constructivas altamente estructuradas. Las ayudas visuales con frecuencia son útiles.
Los expertos disponen de varias terapias efectivas, como análisis del comportamiento aplicado (ABA, por sus siglas en inglés), medicamentos, terapia ocupacional, fisioterapia y terapia del lenguaje y del habla.
Igualmente, la integración sensorial y la terapia de la visión son comunes, pero hay pocas investigaciones que apoyen su efectividad. El mejor plan de tratamiento puede utilizar una combinación de técnicas.
El Estado Dominicano debe contribuir con las familias afectadas por este síndrome, con la creación de escuelas especiales, ya que las pocas que hay no alcanzan a la demanda, explica la licenciada María Hernández.
    Imprimir       Email
  • Publicado: 5 años 13 Enero, 2014
  • Por:
  • Ultima Modificación: Enero 13, 2014 @ 7:41 pm
  • Categorias: Salud

Puede que te guste también...

Profamilia acusa a Iglesia Católica de torpedear por 26 años educación sexual en escuelas

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: