Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Estampa del mes  >  Artículo

El barón del cementerio

Por   /  13 Junio, 2014  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

baronEn la tradición popular, dentro del ámbito de lo religioso, tenemos la figura del Barón del Cementerio, identificada con San Elías. Este santo, que no es otro que el profeta Elías (ver los dos libros de Reyes en la Biblia) la gente lo relaciona con la primera persona que es enterrada en el cementerio. Pero, si vemos el texto bíblico (1er. Libro de Reyes, 17:24) nos damos cuenta de que a Elías se le conoce como “varón de Dios” (homo Dei), no “bárón”, que es un título nobiliario.

Sin embargo, así es como figura en las estampitas y figurines que venden en las botánicas del Mercado Modelo, el Hospedaje Yaque y las del Mercado Central en Pueblo Nuevo. Eso no lo cambiará nadie aunque envíen al país una comisión de la Real Academia Española. Y no cambiará porque está muy arraigado en la cultura popular.

Esta tarde de domingo, calurosa, no es propicia para notas largas. Basta decir que el Barón del Cementerio, de nuestro Cementerio Municipal, que será nuestra última morada algún día, salvo que la muerte nos sorprenda en circunstancias en que no resulte posible recuperar el cadáver, es Cipriano Mallol, por haber sido el primero en ser inhumado en dicho lugar. Su tumba está localizada en la vía principal del camposanto y tiene una lápida que lo identifica.

En la parte posterior uno se fija que hay intensos rastros de hollín, de velas quemadas. Algunos números han sido escritos con carbón, tiza o un trozo de ladrillo. A veces hay restos de comida, mentas verdes, monedas, azúcar negra, maíz y maní quemados, etc. Y estos son los indicios de que la religiosidad nuestra es sincrética y que aún hay mucha gente supersticiosa. Van y anotan los números para jugarlos en la lotería o donde el rifero. En cierta época del año los “caballos” van allí y se les “montan” “seres”, hablan “en lenguas”, etc. Todo esto resulta muy divertido para entender la naturaleza humana e relación al medio social.

Dice Arturo Bueno, autor de “Santiago: quien te vio y quien te ve” (2 tomos) que Cipriano Mallol fue padre de Domingo Mallol, importante comerciante de la ciudad y que fue parte de la Restauración.

Dice Arturo Bueno, autor de “Santiago: quien te vio y quien te ve” (2 tomos) que Cipriano Mallol fue padre de Domingo Mallol, importante comerciante de la ciudad y que fue parte de la Restauración.

    Imprimir       Email

Sobre el autor

Procurador fiscal de la corte de apelación de Santiago y miembro fundador de un club de astronomía (Club Astronómico de Santiago, Inc.)

Puede que te guste también...

Nota folclórica dominicana sobre muertos y apariciones

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: