Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Actualidad  >  Artículo

EEUU aumenta medidas de seguridad tras nuevo caso de Ebola en Texas

Por   /  13 Octubre, 2014  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

caso ebola

Las autoridades sanitarias estadounidenses aumentaron la supervisión sobre el personal hospitalario que atendió al primer enfermo de ébola diagnosticado en Estados Unidos, después de que una empleada se contagiara del virus pese a utilizar material de protección.

Las pruebas confirmaron el primer caso de ébola transmitido en el país, planteando dudas sobras las afirmaciones de las autoridades sanitarias de que la enfermedad sería controlada y cualquier hospital estadounidense podría atender casos.

El doctor Tom Frieden, responsable de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades(conocidos como CDC, por sus siglas en inglés), manifestó este domingo que se había producido unfallo en el protocolo que llevó a que la trabajadora se infectara cuando atendía al paciente Thomas Eric Duncan, pero las autoridades no estaban seguras de cuál había sido el problema exacto. Duncan, que viajó desde Liberia para visitar a su familia, no se enfermó hasta llegar a Estados Unidos. Finalmente, murió el pasado miércoles.

La trabajadora, que no ha sido identificada, no pudo precisar cuándo podría haberse producido el fallo de protocolo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió a los CDC que investigaran el incidente lo más rápido posible, indicó la Casa Blanca.

La policía de Dallas cerró la entrada el domingo al edificio de apartamentos donde vivía la trabajadora sanitaria. Los agentes llamaron a puertas, hicieron llamadas automatizadas y entregaron folletos para notificar de la situación a los residentes en cuatro cuadras a la redonda, aunque las autoridades locales aseguraron a los vecinos de que el riesgo se limitaba a los que habían tenido estrecho contacto con los dos pacientes de ébola.

La trabajadora sanitaria llevaba traje, guantes, máscara y un escudo cuando atendió a Duncan en su segunda visita al Hospital Presbiteriano de Salud de Texas, indicó el doctor Daniel Varga, de Recursos de Salud de Texas, que dirige el centro.

Duncan, que llegó a Estados Unidos desde Liberia el 20 de septiembre, acudió primero al médico porfiebre y dolores abdominales el 25 de septiembre. Le dijo a una enfermera que había viajado desde África, pero se le envió a casa. Cuando volvió el 28 de septiembre, se le colocó en aislamiento por sospecha de que sufriera ébola.

Junto con Sierra Leona y Guinea, Liberia es uno de los tres países más afectados por la pandemia de ébola, iniciada en el África occidental y que ha matado a más de cuatro mil personas, según datos de la Organización Mundial de la Salud publicadas el viernes.

Las autoridades sanitarias de Texas supervisaban de cerca a casi 50 personas que habían tenido o podrían haber tenido contacto estrecho con Duncan en los días siguientes a que mostrara síntomas, pero antes de que se le diagnosticara la enfermedad.

La trabajadora sanitaria informó de fiebre el viernes por la noche, dentro de un sistema de auto vigilancia requerido por los CDC, dijo Varga.

Otra persona que había mantenido “estrecho contacto” con la trabajadora fue aislada por petición propia, añadió el experto, sin entrar en detalles. El hospital señaló que su departamento de urgencias estaba desviando las ambulancias a otros centros, pero seguía aceptando pacientes que llegaran por sus propios medios.

Frieden señaló que las autoridades estaban evaluando y monitoreando a cualquier empleado que fuera expuesto mientras Duncan estuvo en el hospital.

Uno de los factores que investigará el CDC es cómo se quitaron los trabajadores el material de protección, porque retirarlo de forma incorrecta puede producir contaminación. Además, analizarán la intubación —inserción de un tubo para respirar en las vías aéreas de un paciente— y diálisis, dos procesos en los que puede producirse el contagio.

“Sabíamos que un segundo caso podría ser una realidad, y nos hemos preparado para esa posibilidad”, indicó el doctor David Lakey, comisionado del Departamento de Servicios Sanitarios de Texas. “Estamos ampliando nuestro equipo en Dallas y trabajando con extrema diligencia para impedir más contagios”.

El caso elevó los temores en torno a la seguridad del personal sanitario, y los enfermeros de muchos hospitales “están alarmados por la preparación inadecuada que ven”, indicó un comunicado de Rose Ann DeMoro, directora ejecutiva del sindicato Enfermeros Nacionales Unidos.

Los trabajadores sanitarios que atienden a pacientes están entre los más vulnerables, aunque lleven trajes de protección. Una auxiliar de enfermería española se convirtió hace poco en la primera persona infectada fuera del África occidental en este brote. La enferma ayudó a atender a dos misioneros repatriados a España y que después murieron. Más de 370 efectivos sanitarios han muerto o enfermado en el África occidental desde el comienzo de la epidemia este año.

Las autoridades señalaron que podría haber una mascota en el apartamento de la trabajadora estadounidense contagiada, y había un plan en marcha para atender al animal. No se creía que la mascota diera muestras de haber contraído la enfermedad. El perro de la auxiliar de enfermería española fue sacrificado, provocando miles de quejas.

El ébola se contagia por contacto estrecho con los fluidos corporales de una persona con síntomas, como sangre, sudor, vómito, heces, orina, saliva o semen. Esos fluidos deben tener un punto de entrada, como un raspón o un corte, o bien una salpicadura o contacto en la nariz, boca u ojos con manos contaminadas. La Organización Mundial de la Salud señala que la sangre, la orina y las heces son los fluidos más contagiosos, mientras que el virus se halla en la saliva por lo general cuando los pacientes están graves. Nunca se ha extraído el virus completo del sudor.

infobae.com

    Imprimir       Email

Puede que te guste también...

COE declara seis provincias en alerta por lluvias

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: