Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Actualidad  >  Artículo

Dos realidades

Por   /  28 Noviembre, 2014  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

policia y ametAl llegar diciembre queremos poner nuestra mirada en dos aspectos de la vida del pueblo que se repiten cada año y dejan secuelas de dolor.

Una de ellas es observar cómo al caer la última página del calendario se incrementan los accidentes de tránsito, llevándose tantas vidas que se nos van a destiempo, porque nuestras calles, autopistas y carreteras se transforman en espacios de muerte. La velocidad excesiva, el consumo de alcohol y drogas al conducir, el manejo imprudente y vehículos en muy mal estado, son algunas de las causas que generan la tragedia. Otro elemento a destacar es la inmensa cantidad de carros, camiones y patanas transitando por unas calles que no fueron dise­ñadas para un tráfico tan intenso.

Agreguemos también la temeridad con que conducen los choferes de las llamadas voladoras, riesgo permanente entre la vida y la muerte, y en muchos casos, pasaje de ida, sin regreso.

Para hacer frente a esta situación es necesario ampliar la campaña educativa de seguridad vial a través de los medios de comunicación, y de forma directa en los centros educativos, empresas y otras instituciones para ir creando una cultura de respeto a las leyes de tránsito.

La otra realidad es el incremento de los actos delincuenciales. Los que se han dedicado al crimen y la maldad ya tienen sus planes para cometer toda clase de delitos en estos días navideños, porque saben que hay mayor cantidad de dinero circulando, que comienzan a llegar nuestros hermanos que residen fuera de la patria y aprovechan esta hermosa época del año para visitar sus familias y muchas veces son víctimas de los delincuentes, en el trayecto de los aeropuertos hacia su hogar.

Creemos que las autoridades deben redoblar la vigilancia y aplicar nuevas medidas preventivas, sabiendo que los delincuentes cada día avanzan en sus maquinaciones para hacer daño. Esperamos que el Gobierno proporcione ma­yores recursos a la Policía Nacional para que pueda desarrollar acciones más eficaces en contra de los que le roban la paz a la sociedad. Estemos claros, con agentes policiales mendigando recursos aquí y por allá, en acciones lastimeras para cumplir su deber, es imposible detener a bandas bien equipadas y con medios suficientes para sobornar.

Que en estos días de esperanza y alegría, por el nacimiento del Salvador de la humanidad, nadie nos prive de ese regocijo que da sentido a nuestra vida.

 Editorial del Periódico Camino

    Imprimir       Email

Puede que te guste también...

Banda empleados Banreservas retira cinco millones a cuentas de clientes

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: