Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Derecho  >  Artículo

¿Vidas paralelas?

Por   /  24 Febrero, 2015  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

libroEl libro “Un narcotraficante se confiesa y acusa” en 1989. Anónimo, pero la directriz de su contenido es una defensa de los intereses del narcotráfico y de DENUNCIA CONTRA LA EXTRADICIÓN y el gobierno del Presidente Virgilio Barco Vargas (1986-1990) por haberla restablecido administrativamente, etc.

La figura de la extradición en Colombia ha sido abordada en múltiples ocasiones, pero el tema se tornó candente desde el asesinato del Ministro Rodrigo Lara Bonilla en 1984, que significó un cambio en la política del presidente de turno (Belisario Betancur). De ahí se produjo un escarceo entre la Corte Suprema y el Ejecutivo. En la Constituyente de 1991 (era Presidente César Gaviria) se prohibió la extradición de nacionales, pero se volvió a aprobar en 1997.

Historia interesante sobre la que se puede ampliar leyendo “Los Jinetes de la Cocaína” (Fabio Castillo), “Rehenes de la Mafia” (Édgar Torres), “Los Nuevos Jinetes de la Cocaína” (F. Castillo), “Crónicas que Matan” (María Jimena Duzán), “Jaque Mate” (R. Serrano Cadena), etc. Revisando viejas cajas hallé mi pequeña colección sobre el tema, que hoy reviste interés meramente histórico y referencial.

Como se puede apreciar en el índice que se aporta en la imagen, la obra es un pasquín que busca interesar al ciudadano común en el tema, llevando al plano político un tema de delincuencia común y presentando a la justicia norteamericana como inmoral.

Mi convicción es que el patrocinador de esta pequeña obra ya murió, específicamente en diciembre de 1993.

Hallar este polvoriento ejemplar en una de las cajas del “pasivo” de mi biblioteca, junto a “Mi Guerra en Medellín” (Cnel. Augusto Bahamón Dussán), “La Coca Nostra” (F. Castillo), “Mercaderes de la Muerte” (Torres & Sarmiento), entre otros, me ha hecho evocar aquellos días en que el vespertino Última Hora, desaparecido, traías las últimas noticias de cada día respecto a la guerra por el tema de la extradición en Colombia.

Este libro pertenece a la Era pre-internet. Los delincuentes de ahora se valen de las redes sociales; pero, como stultorum infinitus est numerus, siempre hallan alguien que les haga caso y muestre indignación porque los medios “del sistema” no se hagan eco de sus dislates.

Cualquier similitud con episodio reciente es pura coincidencia.

    Imprimir       Email

Sobre el autor

Procurador fiscal de la corte de apelación de Santiago y miembro fundador de un club de astronomía (Club Astronómico de Santiago, Inc.)

Puede que te guste también...

La Inquisición de género prohíbe los cuentos

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: