Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Ciencia  >  Artículo

Fármacos experimentales que reducen el envejecimiento al limitar el efecto negativo de las células senescentes

Por   /  16 Marzo, 2015  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

Celulas-MadresUna nueva clase de fármacos identificada y validada en una investigación reciente reduce claramente los problemas de salud en ratones al limitar el efecto de las células senescentes, las células que contribuyen de forma importante a la fragilidad y a las enfermedades asociadas con la edad, y que pueden transmitir su estado a células funcionalmente jóvenes que estén cerca.

El logro es obra de científicos de la Clínica Mayo en Rochester, el Instituto Scripps de Investigación (campus de Júpiter, Florida), así como otras instituciones del mismo país, Estados Unidos.

Tal como apunta el equipo del Dr. James Kirkland, de la Clínica Mayo, este puede ser un primer paso hacia el desarrollo de tratamientos para pacientes de edad avanzada. Si lo conseguido en los últimos experimentos es trasladable a los humanos —algo que parece muy probable puesto que Kirkland y sus colaboradores han estado usando células humanas en muchos de sus experimentos¬ este tipo de terapia podría contener los efectos del envejecimiento y extender de forma notable el lapso de tiempo durante el cual los pacientes permanecerán sanos.

[Img #26036]

El Dr. James Kirkland. (Foto: Clínica Mayo)  

Los fármacos, llamados senolíticos, matan de manera selectiva las células senescentes sin dañar a las células y tejidos próximos, para reducir los problemas cardiacos y vasculares, la debilidad muscular, la osteoporosis y diversos problemas neurológicos. Las células senescentes son células que aparecen con el envejecimiento así como en los puntos anatómicos de muchas enfermedades relacionadas con la edad. Producen factores que pueden dañar las células y tejidos de sus inmediaciones e incluso a distancia, amplificando sus efectos, y hasta son capaces de “contagiar” su senectud.

En muchos casos, los fármacos experimentales probados durante los experimentos causaron una reducción notable y visible de múltiples dolencias después de solo una dosis, y su efecto terapéutico perduró durante tanto tiempo como siete meses. Este duradero efecto concuerda con lo que cabe esperar de un cambio en la composición celular o de los tejidos.

    Imprimir       Email

Puede que te guste también...

Astrónomos captan la primera imagen de un planeta recién nacido

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: