Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Cine  >  Artículo

Spiderman o el Intento de Regresar a las Esencias.

Por   /  17 Julio, 2017  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estamos viviendo la era de los reboots, que ya son el pan nuestro de cada día, visto el agotamiento temático que sufren las mentes creativas de Hollywood. Los superhéroes no son la excepción a esto y su actualización post-guerra fría ha alcanzado al amigable vecino en El Hombre-Araña: El Regreso a Casa (Spider-Man:  Homecoming), lo nuevo del universo Marvel.

El arácnido tiene una historia complicada dados sus antecedentes como huérfano, también perder a su tío Ben y tener que vivir con la tía May, además de intentar disfrutar de una adolescencia normal. Aunque esto puede convertirse en una misión imposible ya que “un gran poder implica una gran responsabilidad”.

Regresando a intentar ocupar su lugar, apuesta por un tratamiento mixto alejándose de otras versiones anteriores que no disfrutaron de buen reconocimiento, aburriendo al público por su desmañado estilo, todo esto por obra y gracia de su director Marc Webb.

Esta nueva andadura es dirigida por el artesano Jon Watts con un equipo actoral integrado por Tom Holland, Robert Downey Jr., Marisa Tomei, Jon Favreau, Gwineth Paltrow y otros talentos que intentaron, una vez más, ganarse a las descreídas audiencias.

La acción se desarrolla cronológicamente después de Capitán América: Civil War, y en ella, Peter Parker trata de balancear su vida de estudiante ordinario de secundaria con las obligaciones de un superhéroe al que le surge una amenaza. El joven Parker deberá enfrentar este y otros retos a lo largo del filme.

Un Superhéroe  Adolescente

Al joven, la picadura de una araña radioactiva lo convirtió en Spider-Man (Tom Holland), debe convivir con su inquieto amigo Ned (Jacob Batalon), estar enamorado de una chica muy popular, Liz (Laura Harrier), ser un protegido de Tony Stark/Iron Man (Robert Downey Jr.), además de vivir vigilado por su tía May (Marisa Tomei), como si fuera poco.

Con las hormonas en constante revolución, al superhéroe juvenil no le bastan las pequeñas hazañas cuidando su barrio, sino que se entromete en el negocio de El Buitre, interpretado por un Michael Keaton de manera muy desafortunada, quien lidera una banda que hurta tecnología extraterrestre para convertirla en armas que vende a los delincuentes.

El talentoso Tom Holland nunca encuentra el tono adecuado en su papel de Parker\Spidey, culpa del guion y de su director, debiendo repartirse en los roles de superhéroe, estudiante brillante, novio silencioso y aparentar una vida normal. Si nunca ha sido sencillo hacer la transición de adolescente a adulto para un joven normal, mucho menos para Peter Parker.

En la película se aprecia la tutoría de Tony Stark\Iron Man como la figura paternal, quizás en exceso, quien intenta guiar al imberbe Spidey por los senderos de un aprendizaje tranquilo. Pero las andanzas y el ímpetu que posee terminarán metiéndolo en problemas, de los cuales saldrá por sí mismo, y en algunas ocasiones, necesitará la ayuda de Stark.

El pecado  original de la película es querer jugar como el equilibrista, con demasiado cosas al mismo tiempo, pues a lo largo de ella podemos encontrar unos cuantos bajones de ritmo sobre todo en las transiciones de las escenas de acción a las más tranquilas y viceversa.

Un Arácnido Millennial

Parker\Spidey a veces luce como un muchacho equilibrado y en otras, como un atontado sin juicio. Este manejo no deja que nos tomemos demasiado en serio el proceso de maduración de Parker, aunque casi todos los personajes sufren de ese uso de un humor ligero e insustancial.

Jon Watts ha dirigido en la onda PG-13 queriendo complacer a un espectro demasiado amplio, llevándose de plano aspectos sicológicos y vitales que definen al héroe arácnido. El distorsionador factor de lo políticamente correcto sobrevuela por toda la película.

La sorpresa agradable es encontrarse con nuestro compatriota Hemky Madera desarrollando el papel del señor Delmar, como el dueño de una típica bodega o cafetería y que aparece en par de ocasiones. El gag de la señora dominicana que le regala churros a Spidey, es un poco más discutible.

Spider-Man: De Regreso a Casa (Spider-Man: Homecoming), no será el filme definitivo de esta saga pero complacerá a una parte importante de la audiencia, aunque su éxito entre los fans del arácnido es menos seguro. Watts aposto a una versión más ligera, y hasta ahora, la taquilla le ha respaldado.

    Imprimir       Email
  • Publicado: 2 meses 17 Julio, 2017
  • Por:
  • Ultima Modificación: Julio 17, 2017 @ 3:08 pm
  • Categorias: Cine
  • Etiquetado con:

Puede que te guste también...

‘Detroit’: Kathryn Bigelow y el problema del racismo en Estados Unidos

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: