Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Actualidad  >  Artículo

“¿Por qué el odio entre las diferencias?”, Malala critica a Donald Trump

Por   /  1 Septiembre, 2017  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

La Premio Nobel de la Paz más joven del mundo, Malala Yousafzai, le preguntó desde la Ciudad de México al Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por qué en algunos países la gente es tan ignorante y dura en sus políticas públicas. 

Durante su primer visita a México, Malala arribó al Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe para impartir cátedra sobre cómo mejorar la educación en el país. A pregunta expresa de uno de alumnos de esta universidad sobre qué opina ante las políticas migratorias del magnate estadounidense, la pakistaní expresó que el odio entre los seres humanos nunca será la respuesta y reprobó la construcción del muro migratorio.

«Cuando veo el globo, veo que todos somos humanos. ¿Por qué la discriminación? ¿Porqué el odio de nacionalidades? Hay cosas diferentes en el mundo, pero la discriminación no es correcta. Sé que debemos seguir nuestros ideales, pero el odio es inaceptable, daña mucho a los individuos, les daña el corazón a las personas».

Frente a aproximadamente 2 mil 800 personas en el auditorio CEDEE del campus Santa Fe, Malala invitó al mandatario estadounidense a sacar el odio de su corazón y observar la historia de miles de personas que viven en condición de refugiados en diversas partes del mundo. «Sepamos de las historias de otras personas, cuando yo he recorrido los campos de refugiados, he visto su sufrimiento ¿por qué en algunos países la gente es tan ignorante y dura en sus políticas?».

Ante los recientes ataques de odio y controversia sobre el extremismo islámico, la activista detalló que ella es un sencillo ejemplo de la diversidad del islam en el mundo. «Yo soy musulmana, y soy una persona que cree en la humanidad».

Para la joven, la educación significa un cambio, las mujeres poder, México significa hermoso, y los derechos humanos una total universalidad. Con apenas 20 años de edad, Malala llegó a México para dar un mensaje a favor de la educación de mujeres indígenas, en contra del matrimonio forzado, en pro de la equidad de género y para reprobar la construcción del muro fronterizo.

Al inicio de su primera conferencia en México, los alumnos del Tecnológico de Monterrey la recibieron con una ovación de pie, sus primeras palabras frente a los mexicanos fueron “los amo”, situación que provocó reacciones de amor y felicidad entre los asistentes.

La misión de Malala es mejorar la educación de las niñas en el mundo e invitó a los jóvenes a utilizar las redes sociales para iniciar campañas que ayuden a sus propias comunidades. «Puedes subir una selfie pero también puedes hacer una campaña de concientización para obras de calidad en tu comunidad, porque si tu elevas esta conciencia hay un cambio».

En México, al menos 9 millones de mujeres menores de 19 años de edad no puede asistir a una escuela o estudiar según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Ante esta situación, Malala lamentó el enorme rezago educativo que existe contra las mujeres en el país. «Es triste que muchas niñas no tienen acceso a educación en México, las mujeres deben continuar luchando por la equidad que queremos ver […] pero también los hombres deben apoyar a la equidad». 

«Crean en ustedes y podrán cambiar al mundo», fue una constante durante la charla entre Malala con los estudiantes. «Mi padre no me cortó las alas, me dejó volar, eso hizo para mí». Recordemos que Malala estuvo al borde de la muerte en el año 2012, cuando un terrorista talibán le disparó en el rostro en un autobús en la comunidad de Mingora en Pakistán, debido a que ella inició una revolución social en su pueblo cuando los extremistas prohibieron a las mujeres asistir a las aulas. Después de sobrevivir y recibir apoyo internacional, se convirtió en una portavoz de las mujeres alrededor del mundo que no tienen acceso a una educación básica.

Finalmente la pakistaní invitó a los funcionarios mexicanos a trabajar verdaderamente por un cambio a favor de la educación en el país. «Todos los políticos deben unirse y deben hacer de la educación una prioridad, no solo en lo político también en el terreno».

Entre regalos en la mano y una ovación de pie de dos mil 800 personas se despidió del recinto. La primera, esperemos no la última vez que veamos a una de las líderes de la paz en el mundo.

    Imprimir       Email

Puede que te guste también...

Whatsapp actualizará sus mensajes de voz

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: