Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Actualidad  >  Artículo

Colao, mercadeo y publicidad de una pelicula dominicana.

Por   /  13 Diciembre, 2017  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

En las pantallas  se nos ha aparecido recientemente la película Colao, un producto que ha captado la atención de los espectadores, atrayéndolos a  las salas que exhiben esta comedia romántica. Pretendemos aquí  dar un vistazo a las herramientas utilizadas para producir  este éxito de asistencia y recaudación.  

Dirigida por Frank Perozo y con el guion de José R. Pascal Alama, Colao cuenta la historia de Antonio, un campesino cafetalero de Jarabacoa quien se muda a Santo Domingo en busca de otros horizontes en su vida y allí conoce a Laura, una estilizada abogada, de la cual se enamora. Sus primos Felipe y Rafael le servirán de soporte ante los obstáculos que amenazan con destruir la felicidad conseguida junto a Laura.

  

El debutante Perozo acude a Raymond Pozo, Miguel Céspedes, Manny Pérez, Nashla Bogaert, Celinés Toribio, Evelyna Rodríguez, Anthony Álvarez, Shailyn Sosa, El Nene La Amenazzy, Arcangel La Maravilla y a otras figuras para redondear un elenco que de vida a los personajes de esta película que aterriza en plena navidad dominicana.      

La evolución de una industria joven como la nuestra lleva a sus hacedores a ensayar y perfeccionar las técnicas de vendernos el producto fílmico saliéndose de los caminos habituales para poder ampliar sus espacios frente a otros medios de entretenimiento. Colao se enfrenta a este reto buscando superar a la competencia con recursos adecuados y bien usados.  

UNA PELICULA SE MERCADEA.

Lo usual en nuestra industria es una estrategia basada en media tours, encuentros de los actores con el público o Meet and Greet, Trailers y una Premier. Dentro nuestras películas se procede a  la colocación de diversos productos o Product Placement, aunque en algunas ocasiones el exceso y la obviedad de este recurso genera un rechazo del espectador. Esta comedia romántica se atiene a las buenas prácticas en la utilización de estas técnicas  apelando a formas respetuosas con aquellos a los que quiere convencer.

“Colao” apuesta por un arsenal de elementos propagandísticos que combinados llegan al imaginario del espectador provocando la necesidad de asistir a una sala para visionar al objeto de sus deseos, y visto el resultado parece que se ha dado en el blanco, porque debemos recordar que no solo de la atracción  de los actores vive el cine.

El primer paso de esta estrategia fue convocar a los medios a un “Sneak Peek”, es decir una vista previa en donde se mostró de manera resumida en qué consistía la película y de que se iban a valer los productores para seducir a ese hombre y o a esa mujer , convenciéndolos de tener una diversión garantizada. Meses antes se producía la rueda de prensa con las primeras informaciones y después se nos fue alimentando con detalles constantes del rodaje.   

El uso de los Policy Trailers o anuncios en forma de llamados a apagar el celular o evitar otro tipo de conductas que molesten a los asistentes   es una novedad que se incorpora brindando a su vez un servicio al cliente/espectador. Pudimos observar varias versiones  que han estado activas desde la pre-producción hasta los tiempos que transcurren.   

La música es será siempre un anzuelo que atrae a las masas de espectadores tirando de sus oídos para inducirlos a ver Colao. No es nada más contar en el filme con figuras de la música urbana como Arcangel o El Nene La Amenazzy sino la disponibilidad del soundtrack completo en Spotify o en Altice Orange Music antes del estreno. Los temas de Yovanny Polanco, Sergio Vargas, entre otros, completan un atractivo Play List.

Cubrir la geografía nacional tocando la medula de las clases sociales se consiguió con la presencia d Raymond Pozo, Miguel Céspedes, Manny Pérez, Nashla Bogaert, además de los mencionados Arcángel y El Nene La Amenazzy. Esa dicotomía campesino/urbana del guión aseguró la cobertura de un gran radio de espectadores.

Unirse a una marca de productos alimenticios como Domino s Pizza e identificar sus cajas con Colao es muy buena idea, pero armar un concurso en las redes y  que Raymond, Miguel o Manny entreguen las pizzas a los fans, le agrega un componente de fidelización emocional importante a este producto audiovisual.

Las otras alianzas interesantes se han hecho con Helados Bon y su riquísimo helado de café, el combo de Mister Hot Dog de Induveca y los vasos coleccionables con los personajes de la película. Si se le agrega la edición especial del celular Samsung, las facilidades a los clientes Orange/Altice en la temporada de beisbol, los calendarios y las camisetas personalizadas, tenemos una artillería mercadológica que dejara dividendos.

RESULTADOS DE LA ESTRATEGIA.

Emplear  esta variedad de medidas para llegar a las audiencias muestra el crecimiento de una industria como la dominicana y refleja la inversión de recursos presupuestados inteligentemente en el mercadeo de productos como este.  No basta producir cine, tenemos que aprender a venderlo y es lo que hemos visto aquí.

La medida del éxito de la campana de Colao te lo dan las 110,000 personas que han asistido hasta su segundo fin de semana, lo que la convierte en una de las mejores estrategias mercadológicas que hemos visto en el pais para posicionar una película en el gusto de la gente. Caribbean Cinemas, Altice, Bou Group, además de todos los inversionistas, han Colao un café que al parecer le ha dejado un buen gusto al público. 

    Imprimir       Email

Puede que te guste también...

Se roban los ventiladores del Estadio Cibao

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: