Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Deportes  >  Artículo

Vladimir Guerrero, tercer dominicano en Salón de la Fama de Cooperstown

Por   /  25 Enero, 2018  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

Nueva York.– El jardinero dominicano Vladimir Guerrero se convirtió este miércoles en el tercer beisbolista de ese país en ser elegido al Salón de la Fama de las Grandes Ligas.   Con el quisqueyano también recibieron ese honor el antesalista Chipper Jones, el toletero Jim Thomes y el cerrador Trevor Hoffman, según la elección de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA).

Guerrero es el tercer dominicano que llega al Salón de la Fama tras los lanzadores Juan Marichal y Pedro Martínez, así como fueron anunciados por el presidente del Salón de la Fama, Jeff Idelson.

El dominicano, Jones, Thome y Hoffman se unen a Jack Morris y Alan Trammell, electos en diciembre por el Comité de Veteranos.   La ceremonia de exaltación del 2018 será el último domingo de julio en Cooperstown, Nueva York, donde tiene su sede el Museo del Salón de la Fama.

Guerrero, en las boletas por segunda ocasión, fue un temible bateador con los entonces Expos de Montreal (hoy Nacionales de Washington), Angelinos de Anaheim, Rangers de Texas y Orioles de Baltimore.

El dominicano bateó .318 en su carrera, el cuarto mejor promedio de bateo desde 1969, detrás de los también inmortales Wode Boggs, Tony Gwynn y el panameño Rod Carew.   Además, conectó 449 jonrones, empujó 1.496 carreras y terminó con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de por vida de .931 en una carrera de 16 temporadas en Grandes Ligas.

El recio toletero será el decimosexto latinoamericano con un nicho en el Museo del Salón de la Fama.   El primero fue el boricua Roberto Clemente en una votación especial después de su muerte en un accidente aéreo cuando llevaba ayuda a las víctimas de un terremoto de Nicaragua.

Los otros latinos que le siguieron a Clemente fueron Marichal, el torpedero venezolano Luis Aparicio (1984), el infielder panameño Rod Carew (1991), el inicialista puertorriqueño Orlando Cepeda (Comité de Veteranos, 1999), el inicialista cubano Tany Pérez (2000), el intermedista boricua Roberto Alomar (2011), el quisqueyano Pedro Martínez y el receptor puertorriqueño Iván Rodríguez (2017).   Por su parte, Jones fue uno de los bateadores más espectaculares de su generación y es el único artillero ambidiestro en la historia en ligar para .300 desde ambos lados del plato.

Es apenas es el séptimo tercera base elegido por la BBWAA y el primero desde Wade Boggs en el 2005.   En tanto, Thome, quien bateó 612 bambinazos, es el quinto jugador elegido al Salón de la Fama en sacar más de 600 bambinazos, una lista que incluye a Barry Bonds (762), Hank Aaron (755), Babe Ruth (714), Willie Mays (660) y Ken Griffey Jr. (630).   Por último, los 601 salvados de Hoffman sólo son superados por el panameño Marino Rivera, quien debe de ser elegido el próximo año.

El bateador designado puertorriqueño Edgar Martínez se quedó corto en su penúltima oportunidad en la votación.   Martínez tendrá que esperar hasta el próximo año, cuando aparecerá en la papeleta de los periodistas por décima y última ocasión.

Los narradores hispanos han recibido el premio Ford Frick, que les da el derecho a los hombres de la radio y la TV a ocupar un espacio en el Salón de la Fama: el argentino Ely “Buck” Canel (1985), el ecuatoriano Jaime Jarrín (1998) y el cubano Rafael “Felo” Ramírez (2001).

    Imprimir       Email

Puede que te guste también...

Mundial 2026: cómo afectará a las complicadas relaciones de Canadá, Estados Unidos y México organizar “el mayor espectáculo del mundo”

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: