Cargando...
Tu estas aquí:  Portada  >  Actualidad  >  Artículo

Veneno: lo nuevo de Tabaré Blanchard

Por   /  23 Febrero, 2018  /  No hay Comentarios

    Imprimir       Email

Jack Veneno es, sin ningún tipo de dudas, una de las figuras más emblemáticas de la cultura popular dominicana de la segunda mitad del siglo XX. Que se hiciera una película (en este caso será una trilogía) sobre su vida era una cuestión de tiempo.

Lo he dicho en más de un foro y lo repito: nuestro país cuenta con personajes de vidas tan extraordinarias que merecen ser llevadas al cine: Fefita La Grande y Johnny Ventura (del ámbito artístico), Juan Marichal, Pedro Martínez y Sammy Sosa (del ámbito deportivo), para solo mencionar unos cuantos. Gente que, desde los estratos más humildes de nuestra sociedad, han superado toda clase de obstáculos hasta alcanzar la condición de líderes de masas, con la autenticidad y el carisma que cada quien le imprime a su propia vida. En ese sentido, Jack Veneno, ha sido la figura más popular que ha parido la Lucha Libre en nuestra historia.

Tabaré Blanchard dirige Veneno, primera caída: el relámpago de Jack y debuta en el largometraje de ficción con muy buenas calificaciones. Blanchard presentó credenciales como realizador con La montaña (2013), el estupendo documental sobre la primera excursión dominicana al Monte Everest, y para nadie es un secreto que es uno de nuestros más talentosos realizadores de comerciales y videoclips.

Lo primero que logra Blanchard a la perfección es la ambientación, acaso el punto más importante cuando se hace cine basado en hechos reales: cualquier mínimo detalle que se descuida y todo se torna inverosímil para el espectador. El cuidado que se pone en cada detalle visual raya en lo obsesivo: desde las etiquetas de los productos, hasta la forma en que lucían nuestras calles en los años 60 y 70, pasando por la forma en que visten los personajes y los (ahora) risibles peinados de la época.

Blanchard también es sobresaliente en la edición: tranquila cuando es necesario, trepidante cuando lo exige una persecución. Y de los logros con una cámara viva para atrapar las emociones de las acrobacias de lucha libre dentro del ring, ni hablar: revive en quienes fueron fanáticos, esas emociones que la televisión provocaba cada semana en miles de hogares.

Se evidencia una cuidadosa selección musical que ambienta de manera precisa la época que viven nuestros personajes. Esto hay que atribuirlo a que Blanchard es también músico (y melómano) y disfrutó en primera persona de algunos de los hits que se dejan escuchar, incluyendo El juidero de Rita Indiana para los créditos de apertura.

Una advertencia para los fanáticos de Jack Veneno: en el filme hay menos escenas de lucha de las que se pudiera desear. Y eso, ante todo, es producto de un guion que se arriesga en presentar, con la mayor honestidad posible, los entramados sobre los cuales se desarrolla el personaje que todos idolatran, pero cuya vida personal se conoce muy poco.

Manny Pérez se consagra con la mejor caracterización de toda su carrera. Hay cosas que le han ayudado: su extraordinario parecido físico con el personaje real, la gran cantidad de información disponible para estudiar (videos y fotos) y la propia asesoría del mismísimo Jack Veneno. Por supuesto, quienes conocemos de la profesionalidad con la que Pérez prepara cada personaje, sabemos que se entrega por entero, en cuerpo y alma. Por cierto, tuvo que aumentar 20 libras de peso y los resultados están a la vista: a ratos, juraríamos que estamos en presencia del auténtico “campeón de la bolita del mundo”.

Desde luego, no hay un protagónico que valga sin un buen antagonista. Para Jack Veneno fue Relámpago Hernández, caracterizado de manera extraordinaria en el filme por Pepe Sierra. Como “Relámpago”, Sierra no deja dudas de que estamos frente a unos de los mejores actores de su generación.

El único problema con Veneno, primera caída: el relámpago de Jack es que nos deja esperando por más y habrá que tener paciencia y esperar hasta el 2020, cuando se estrene Veneno, segunda caída: el pueblo quiere lucha.

Veneno, primera caída: el relámpago de Jack (2018). Dirección: Tabaré Blanchard; Guion: Riccardo Bardellino, Tabaré Blanchard, Miguel Yarull, Marién Zagarella; Fotografía: Sebastián Cabrera; Edición: Tabaré Blanchard; Música: Luichy Guzmán; Elenco: Manny Pérez, Pepe Sierra, Richard Douglas, Yamilé Scheker.

josedlaura.blospot.com

    Imprimir       Email

Puede que te guste también...

Aplazan conocimiento de la medida de coerción a Pablo Ross

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: