Según el Consejo de Control de Calorías de Estados Unidos (CCC), una cena festiva típica puede llevar una carga de 3,000 calorías. Si meriendas y comes la cena tradicional con pavo y sus aderezos, equivale a más del doble de la ingesta diaria promedio de calorías y casi más del triple de grasa (que puede equivaler a comer tres barras de mantequilla).

Pero no todo está perdido. Puedes tomar ciertas precauciones y prevenir el aumento de peso (aunque rompas la dieta de vez en cuando). Te dejamos a continuación siete consejos que propone el CCC para reducir calorías durante las festividades.

1. Prepara comida saludable

Para contrarrestar los efectos de los platos calóricos de la temporada festiva, los días que no tengas salidas ni reuniones, prepara comidas saludables y bajas en calorías y come en casa. Este es el primer paso para prevenir el aumento de peso.

2. No salgas con el estómago vacío

Si vas a pasar las festividades en casa de algún familiar o amigo, trata de comer un bocadillo saludable antes de salir de casa. Nunca vayas a ningún lugar hambriento, incluso antes de irte de compras come algo. Así es menos probable que te “descarriles”.

3. No te olvides del ejercicio

Hay varias formas de estar activo en esta época del año, desde aprovechar las largas caminatas para ir a hacer las compras navideñas hasta jugar videojuegos que impliquen movimiento, decorar la casa o trabajar en el jardín.

El ejercicio quema calorías y libera endorfinas que ayudan a reducir el estrés y te mantienen con buen ánimo. Según una encuesta que mandó a hacer el CCC, la razón más común del aumento de peso es la falta de ejercicio y actividad física.

4. Controla las porciones

Aunque no parezca, el tamaño de tu plato y lo que pones en él es determinante: las porciones de comida demasiado grandes fue la segunda razón más común para el aumento de peso, según la encuesta del CCC.

5. Gestiona las calorías

Cuando vayas a llenar tu plato con las diferentes opciones de la cena, toma una cucharada o menos de cada una. Imagina que es una degustación y solo comerás un poquito de cada cosa. Al encontrarte cn la balanza notarás la diferencia.

6. Reinventa los clásicos de forma ‘light’

Puedes hacer versiones bajas en calorías de los platos clásicos. Usa leche descremada en lugar de entera o compota de manzana o algún sustituto en lugar de azúcar en tus recetas. Las salsas puedes espesarlas con harina, almidón de maíz, hojuelas de papa, yogur o leche evaporada en lugar de agregar grasas o mantequillas.

7. Socializa lejos de los alimentos

Durante las festividades es común encontrarte con gente que tienes tiempo sin ver y que se pongan a conversar justo al lado de la mesa de bocadillos, mientras saborean algunos. Por supuesto, esto es un error.

Holadoctor.com