Nueva York. Falleció anoche en el hospital Hospital NYU Langone de downtown Manhattan, la joven Gamery Garabito, de 15 años, quien padecía de un cáncer terminal en el cerebro y colon.

Una fuente confiable y de entero crédito dijo a este reportero que Garabito, internada en la habitación número nueve, en el piso 13 desde hacía varias semanas, a la hora de morir se encontraba rodeada de su madre Natividad Jiménez, una de sus abuelas identificada como Hilda y una tía llamada Charo

 

En horas de la tarde la joven se encontraba en forma agonizante, ya no podía hablar y respiraba de manera imperceptible. Poco a poco iba mostrando un cuadro desesperanzador y al entrar la noche a eso de las 8:20 fue declarada muerta.

Horas antes su madre había hecho un llamado a la comunidad para que orara por su hija, y que si pasaba lo peor humildemente enfrentaría la situación.

El personal del hospital que tenía a su cargo las atenciones demostró humanidad y solidaridad todo el tiempo, tanto con la fallecida como con sus familiares.

Indica el periódico El Nacional que Garabito, en su estado agónico, solicitó la presencia de su madre para que la atendiera, petición que fue cumplida por el congresista Adriano Espaillat, el diputado Alfredo Rodríguez y el cónsul Carlos Castillo, quienes le gestionaron una visa humanitaria ante las autoridades consulares norteamericana en la República Dominicana.

El caso fue dado a conocer por el canal Telemundo-47 y desde entonces llamó la atención de los diferentes sectores de la comunidad criolla en la Gran Manzana.