En enero de 2018, como decimos, vio la luz WhatsApp para empresas. Se trata de una aplicación enfocada a que las PyME tengan un mejor contacto con sus clientes, ya que se pueden crear perfiles profesionales para responder dudas y mantener conversaciones profesionales separadas de las personales. Vaya, una manera de disociar lo que ya hacían algunos de estos negocios con sus cuentas personales de WhatsApp.

La aplicación ha seguido evolucionando y, ahora, llegan las tiendas a WhatsApp Business para que los profesionales puedan compartir su catálogo y promociones en la aplicación y los usuarios puedan comprar directamente ahí, sin tener que salir de la aplicación o ir a la página web.

Es un paso adelante para una aplicación que quiere convertirse en un canal de venta más, y que seguro termina de despegar cuando llegue WhatsApp Pay. Eso sí, para ambas características, desde España, nos toca esperar