Press "Enter" to skip to content

Primeras impresiones de Crónicas de Nebadon 1: Nora

Por Manuel Llibre Otero

La novela de Ariel Vargas, Crónicas de Nebadon -Nora-, por lo que se lee en la muestra, sigue el modelo de una fantasía épica. Dentro del género fantástico, se puede ubicar en el subgénero de la “alta fantasía”, el cual se ha definido como un tipo de historia donde predomina un ambiente de mundos imaginarios y el cual tanto los personajes, el tema y la trama tienen características épicas; es decir, resaltar las grandes hazañas de un héroe, contar un hecho grandioso donde predomina lo sobrenatural y lo maravilloso.

Estas novelas no pertenecen al mundo primario, que es en el que vivimos a diario y experimentamos sus fuerzas, sino a uno alterno, es decir, no tienen que respetar la lógica de la realidad que conocemos sino ser consistentes con la realidad interna y propia del mundo que se proponen crear. Ejemplos de alta fantasía y obras épicas de este tipo son El Señor de los Anillos y otras obras de J. R. R. Tolkien, uno de los máximos exponentes del género.

Ya sea en los confines del universo, en el centro de la tierra o en los dominios de la mitología, tratamos de colocar las acciones y rasgos humanos en un mundo inventado. Aunque los mundos de fantasía se basan más o menos en experiencias del mundo real, deben tener su dinámica propia. En esta novela, Crónicas de Nebadon -Nora-, destaca el esfuerzo por crear un lenguaje paralelo propio y exclusivo para la novela, es decir, la invención de palabras que nombrarán cosas, lugares, acciones, etc., una de las características primordiales en este tipo de historias.

Similar a obras del género fantástico y de la ciencia ficción, como la Guerra de las Galaxias o Duna, esta novela nos traslada a otros mundos y a otros tiempos que suponemos lejanos y ajenos a nuestra Tierra. Ocurre un hecho lamentable, un misterioso asesinato, que debe ser aclarado y así se desencadena la aventura en la parte de la pugna del poder político, un poder que se estructura en base a gobiernos monárquicos y los personajes pertenecen a dinastías. El manejo de la narratividad utilizando reyes, princesas, príncipes y otros nobles, concede especial importancia a los personajes a la hora de presentarlos al lector.

En las primeras páginas y supongo en el resto de la obra, la novela tiende a ser muy descriptiva, ya que se trata de explicar la existencia de mundos, realidades, seres y situaciones nunca antes vistas o desconocidas para el lector, pero que puede asimilar fácilmente debido a la tradición preexistente en este tipo de aventuras de amor, intriga, codicia y enfrentamientos, en mundos lejos de la Tierra, pero cuyos seres reflejan también las mismas pasiones, virtudes e imperfecciones de los humanos.

No creo se pueda decir que este libro sea ciencia ficción en su sentido propio, porque en la muestra no hay un uso de una tecnología basada en la especulación o tomada de supuestos descubrimientos científicos o al escribirla se emplean tecnicismos futuristas. El peso de lo mitológico y de elementos sincréticos la llevan más a presentase como una novela del subgénero de aventuras en los alcances de la “ópera épica” y que será seriada, es decir, que se publicarán varias novelas, tomando como base la historia principal.

Como aún no leemos el texto completo, no entraremos en consideraciones estéticas ni en ponderaciones sobre la calidad literaria, estás más bien son pinceladas o impresiones generales. Así que al parecer estamos frente a un texto fantástico cuyo drama se basa en la historia de amor de una pareja con mucho poder y la acción se motoriza en términos de enfrentamiento social o lucha de clases; dominantes o superiores, los que poseen los recursos, contra los inferiores o menos favorecidos o excluidos. Tiene en sentido general el aire, o el autor ha querido darle ese aire, de que se trata de una especie de libro oculto o prohibido sobre los enfrentamientos del poder, ya que se promete la existencia de un objeto misterioso el cual debe tener u otorgar un gran poderío o desencadenar terribles sucesos.

Un gran telón de fondo, que además resulta obvio al construir la novela, pues se deduce de los comentarios del autor en las páginas iniciales, es que tiene que ver con conocimientos ancestrales y místicos, más que paranormales, elementos del cosmos que para nosotros resultan aún desconocidos y que muchos entienden son parte esencial de origen del universo.

Los protagonistas, por lo que se puede apreciar hasta ahora, además de los temas trascendentales para sus mundos inventados, sufrirán y sus vidas estarán determinadas por los influjos de las leyes herméticas, de los maestros espirituales, la búsqueda de la sabiduría, la fortaleza interior y otros aspectos propios de la espiritualidad y el ‘despertar’ de la consciencia.

(Impresiones las primeras 23 paginas de la novela)

Crónicas de Nebadon esta disponible para comprar Amazon en este link

A %d blogueros les gusta esto: