Press "Enter" to skip to content

Dimite primer ministro de Haití medio de crisis institucional y política

El actual canciller, Claude Joseph, asumirá el cargo

El primer ministro de Haití, Joseph Jouthe, presentó su dimisión mientras el país caribeño atraviesa una grave crisis institucional y de seguridad. El presidente Jovenel Moïse aceptó la renuncia y anunció que el actual canciller, Claude Joseph, asumirá el cargo.

En la madrugada del miércoles 14 de abril, el primer ministro haitiano, Joseph Jouthe, comunicó a través de su cuenta de Twitter su intención de dimitir del cargo de primer ministro, que ocupaba desde marzo de 2020.

“Esta noche he presentado mi dimisión al presidente de la República, Jovenel Moïse. Ha sido un honor servir a mi país como primer ministro”, escribió en la red social el político, sin especificar el motivo de su dimisión.

El presidente Moïse no tardó en aceptar la renuncia, también por las redes sociales: «La dimisión del Gobierno, que he aceptado, permitirá abordar el flagrante problema de la inseguridad y proseguir las conversaciones para lograr el consenso necesario para la estabilidad política e institucional de nuestro país”. El líder haitiano, culpado por la oposición de la actual crisis política y de seguridad, anunció que el actual canciller, Claude Joseph, asumirá el cargo de primer ministro.

El acontecimiento sucede mientras el país caribeño vive una preocupante crisis de seguridad.

El pasado fin de semana, 12 religiosos, incluidos dos franceses, fueron secuestrados. Un fenómeno recurrente perpetrado por bandas armadas que buscan dinero exprés y que aterrorizan a la población.

El lunes, el ahora exprimer ministro Jouthe dio una rueda de prensa en la que explicó que la situación está causando «el derrumbe» de la sociedad haitiana.

Por otra parte, Haití también atraviesa una grave crisis de sus instituciones. Sin haber podido celebrar elecciones en 2019, la oposición no reconoce la legitimidad del presidente Moïse.

El país debía empezar a redactar una nueva Constitución, ejercicio que no es «lo suficientemente inclusivo, participativo o transparente», según la oficina local de la ONU y al que la oposición se niega participar.

Mientras tanto, el presidente Moïse prepara la celebración de elecciones legislativas y presidenciales, un escrutinio que está convocado para mediados de septiembre y con el que el oficialismo busca apaciguar los ánimos de protesta alentados por la pobreza, la el hastío y ahora la pandemia.

Fuente: Agencias EFE/ Reuters/ France24

A %d blogueros les gusta esto: