Press "Enter" to skip to content

Haití tendrá nuevo primer ministro 13 días después del asesinato de Jovenel Moïse

Con la prematura y violenta muerte de Moïse surgieron dudas sobre quién debería desempeñar legítimamente la Jefatura del Estado

Puerto Príncipe, Haití.- Haití tendrá un nuevo primer ministro al cumplirse trece días del asesinato del presidente Jovenel Moïse, quien había designado a Ariel Henry para el cargo, del que no llegó a tomar posesión antes del magnicidio.

Desde entonces, Claude Joseph había dirigido el país como primer ministro interino y cederá el cargo a Henry, poniendo así fin a una pugna protagonizada por ambos y por el presidente del Senado, Joseph Lambert, tercer aspirante en discordia apoyado por ocho de los diez miembros en activo de la Cámara.

Claude Joseph había recibido inicialmente el reconocimiento de Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA) al frente del Estado, pero la comunidad internacional animó a Henry a formar Gobierno y a convocar elecciones, otorgándole así su respaldo.

En un comunicado, el Core Group, formado por los embajadores de Estados Unidos, Francia, España, Brasil, Alemania, Canadá y la Unión Europea, así como por los representantes de la ONU y de la OEA, decantaba la balanza en favor del hombre elegido por Moïse como nuevo primer ministro y que por fin será investido en el cargo.

Traspaso de poder

El traspaso de poder, confirmado por el ministro de Asuntos Electorales, Mathias Pierre, se producirá oficialmente este martes en un acto del que no se ha ofrecido ningún detalle hasta el momento, aunque sí se ha adelantado que Joseph formará parte del nuevo Gobierno, donde se mantendrá al frente de la Cancillería.

Con la prematura y violenta muerte de Moïse surgieron dudas sobre quién debería desempeñar legítimamente la Jefatura del Estado, puesto que es el Parlamento el que debe elegir a un presidente interino para concluir el mandato, tal y como prevé la Constitución.

Henry, neurocirujano de 71 años, de perfil moderado y conciliador, tiene experiencia en labores de gobierno al haber ejercido de ministro entre 2015 y 2016 durante la Presidencia de Michel Martelly.

Henry se enfrentará, como primer ministro, al reto de consensuar posturas difícilmente conciliables en un país que ya padecía una importante crisis política, económica y de seguridad antes del asesinato de Moïse, perpetrado en la madrugada del 7 de julio en su residencia.

A %d blogueros les gusta esto: